Aira invierte más de 1,5 millones de euros en renovar y ampliar su parque de maquinaria

La cooperativa adquirió, entre otros equipos, tres cosechadoras, ocho segadoras, ocho tractores y 10 remolques. La compra le permite incrementar los servicios a los socios al aumentar las máquinas disponibles y supone la contratación de 8 personas. Con la operación también se crean dos nuevos puntos con su respectivo equipo básico de maquinaria en las villas de Sarria y Guntín y aumentarán las prestaciones para Silleda

Más de 1.5 millones de inversión

La cooperativa agroganadera Aira, con sede central en Taboada (Lugo), acaba de cerrar la compra de un lote de maquinaria con el que busca renovar y ampliar su parque. La operación permitirá además incrementar los servicios a los socios con la creación de dos nuevos puntos con equipos básicos de maquinaria fija en Sarria y Guntín.

La compra de la maquinaria, que comenzó a forjarse a finales del pasado año, supone una inversión de más de 1,5 millones de euros. La cooperativa adquirió un lote de equipos entre los que se incluyen ocho segadoras, de ellas una segadora autopropulsada y dos mariposas, una cosechadora modelo Claas 970 de 10 filas, dos cosechadoras Claas 960 de 8 filas, ocho tractores y 10 remolques. En el conjunto también se incluye otra maquinaria como arados y sementadoras, que contribuye a mejorar las prestaciones del parque.

  La compra pretende reforzar el parque de maquinaria que tenemos a día de hoy [tanto en Chantada como en Pol] y nos permitirá también mejorar los servicios que ofrecemos al socio al poder establecer dos nuevos puntos con maquinaria fija en Sarria y Guntín e incrementar las prestaciones para la comarca de Deza, al disponer de más maquinaria en la delegación de Aira en Silleda  

“La compra pretende reforzar el parque de maquinaria que tenemos a día de hoy [tanto en Chantada como en Pol] y nos permitirá también mejorar los servicios que ofrecemos al socio al poder establecer dos nuevos puntos con maquinaria fija en Sarria y Guntín e incrementar las prestaciones para la comarca de Deza, al disponer de más maquinaria en la delegación de Aira en Silleda”, explica José Enrique Otero Díaz, director de Suministros y Servicios en la cooperativa. Tanto el parque de Sarria como el de Guntín contarán ya en esta campaña de ensilado de hierba con un equipo fijo integrado por una cosechadora, tres tractores y otros tantos remolques.

La creación de estos parques auxiliares con maquinaria propia y fija tanto en Guntín como en Sarria busca mejorar las prestaciones que se ofrecen a los socios en estas zonas para poder atender la demanda existente y complementar los servicios que ya se venían prestando en estos ayuntamientos con la colaboración de distintas empresas, con las que se seguirá a trabajar.

Revisión y puesta a punto

Toda la maquinaria fue adquirida a la firma lucense Ramudo de Bretoña SL. “Estamos terminando la revisión y puesta a punto de la maquinaria para la campaña de ensilado de hierba”, concreta José Ángel Cobas Barreiro, responsable del parque de maquinaria en la cooperativa.

  Estamos terminando la revisión y puesta a punto de la maquinaria para la campaña de ensilado de hierba  

Así, buena parte de las máquinas ya se encuentran en las propias instalaciones de la cooperativa preparadas para los trabajos de siega y ensilado de la hierba, que está comenzando de manera paulatina en estos días en las distintas delegaciones de Aira.

Crecer por el socio

La operación permite que Aira siga a consolidarse cómo una de las principales cooperativas en Galicia tanto en volumen de facturación como en servicios a los socios. La compra de maquinaria permite que en estos momentos la cooperativa disponga de un amplio equipo pensado para tareas fundamentales para los ganaderos como son ensilado tanto de hierba como del maíz, alimentos básicos en las raciones del ganado vacuno de leche, y cada vez más también del de carne.

El incremento del parque de maquinaria supone también un incremento del plantel de la cooperativa. Así, está prevista la contratación de 8 profesionales especializados en la conducción de este tipo de maquinaria que se añaden a la treintena de empleados del parque de maquinaria de la cooperativa, una cifra que se incrementa durante las campañas con el aumento de la carga de trabajo. Por el momento, ya se contrataron 5 trabajadores.

  Cada vez las campañas son más concentradas, queremos que todos los ganaderos realicen el ensilado en el momento excelente de los cultivos, ya que esto se traduce en unas mejores producciones (cuantitativa y sobre todo cualitativa) y reducciones de costos  

Con esta adquisición, Aira pasa a disponer de un parque de maquinaria en el que destacan 11 cosechadoras , lo que lo convierte en el más grande de Galicia en volumen de maquinaria. “Cada vez las campañas son más concentradas, queremos que todos los ganaderos realicen el ensilado en el momento excelente de los cultivos, ya que esto se traduce en unas mejores producciones (cuantitativa y sobre todo cualitativa) y reducciones de costos”, detalla José Enrique Otero Díaz. “Intentamos reducir al mínimo el tiempo que pasa entre la recogida de los forrajes de invierno y el cultivo del maíz para que los socios puedan optar por ciclos de maíz más largos que también les proporcionen mejores resultados, por lo que es fundamental contar con maquinaria disponible para afrontar ese volumen de trabajo”, puntualiza. Para optimizar la producción de forraje para los socios, además de los equipos y plantel propio, Aira cuenta con autónomos y empresas de servicios para reforzar el incremento puntual del volumen de trabajo.

  Intentamos reducir al mínimo el tiempo que pasa entre la recogida de los forrajes de invierno y el cultivo del maíz para que los socios puedan optar por ciclos de maíz más largos que también les proporcionen mejores resultados, por lo que es fundamental contar con maquinaria disponible para afrontar ese volumen de trabajo  

Realizar el ensilado tanto de hierba como de maíz con la maduración idónea se traduce en un ahorro de costos y una optimización del aprovechamiento de la tierra, sobre todo en aquellas parcelas en las que se realiza una rotación de cultivos, con forrajes de invierno previos a la siembra del maíz.

Volver a noticias